Los 5 errores que estás cometiendo en tu contrato de alquiler

Sabemos lo complicado y cansado que puede llegar a ser arrendar una vivienda, pero debes tener precaución al momento de hacerlo y aquí te decimos algunos de los errores que hay que evitar cuando se firma un contrato de alquiler:

  1. No leer el contrato íntegramente antes de firmarlo.

Uno de los errores que se comete con más frecuencia es dar por supuesto que las cláusulas incluidas son las que se habían acordado de antemano. Habitualmente es el propietario del inmueble el que redacta el contrato de alquiler, así que la posibilidad de que no se incluyan aspectos importantes para el arrendatario está casi garantizada

Personaliza tu contrato incorporando todas las cláusulas acordadas por obvias que te parezcan.

  • No comprobar que el arrendador es el propietario

Lo habitual, y lo que ocurre en casi todos los casos, es que el dueño de la vivienda sea a su vez quien la pone en alquiler. Pero otras veces son personas ajenas o familiares del titular los que intenten arrendar la casa. Esto podría significar un problema para el arrendador, ya que hay muchos escenarios posibles que podrían darse, por ejemplo, que la vivienda ya no pertenezca al titular que en su momento ostentaba la propiedad porque estuvo en una sentencia judicial de divorcio o como consecuencia de una herencia y por tanto no tiene el derecho de alquilarla.

  • No revisar la casa antes de firmar el contrato

La mayoría de las propiedades en alquiler suelen tener algunos detalles que inquilinos anteriores han causado o inclusive los propios dueños de la casa; puede que tenga algún problema con las tuberías, el sistema eléctrico falle o exista alguna grieta de la que no estás enterado.

Si esto no se plasma en el contrato, el propietario puede negarse a hacer el arreglo una vez que el ya te encuentres en la vivienda o incluso puede decir que has sido tú quien ha causado los daños en la casa y esto le puede dar derecho a pedir que lo pagues e incluso a echarte del inmueble.

  • No firmar todas las hojas

Te recomendamos firmar cada una de las páginas y anexos que aparecen en el contrato y no solo en el primera o en el última.

De esta forma se evita que después se introduzcan cláusulas o se eliminen partes que te perjudiquen a ti o al propietario.

No lo dudes. Antes de firmar un documento que puede poner en peligro tus ahorros y quedarte desprotegido ante la ley, acude a un profesional.

  • Hacer un contrato verbal

La ley da la posibilidad de celebrar el contrato por escrito o de palabra y ambos tienen validez, sin embargo, es mucho mejor que el contrato de alquiler se haga por escrito, ya que a la hora de demostrar que se ha llegado a ciertos acuerdos o que se habían fijado determinadas cláusulas es mucho más difícil hacerlo si el contrato se ha realizado de manera verbal. Además, asegúrate que el inmueble está al día de los pagos de agua, luz y gas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s